Wednesday, March 05, 2008

Diaria mente VI

Han sido buenos días después de todo...
Sabado y domingo se me han ido como agua: la tienda, las compras; y todos se preparan para el axamen socioeconómico que realizarán a mi hermana, y que incluye un recorrido en mi disfuncional casa, será el jueves, así que tendré que levantarme temprano para salirme antes de que lleguen ellos, si me descubren mi hermana verá perdida su aparente estabilidad (jajaja).
El lunes me la pasé cosiendo como si se me fuera la vida en ello, y acabé, para sorpresa mía y reproche de la máquina que a últimas horas ya me fallaba por todo: la bobina, el hilo, la aguja, el pie, pero fue, y ahora sólo me queda esperar a que la maestra no se ponga densa; antes diga que acabe.
Algo destacable, los tipos que están construyendo en la parte de atrás de la casa han encontrado huesos; se ha pensado en la posibilidad de que sean huesos humanos, aunque oficialmente se ha declarado que son huesos de perro o gato porque siempre ha habido por aquí; pero quien sabe, lo que ahora es mi casa solía ser una serie de cuartos que mis abuelos rentaban.
Y se me ha olvidado ir por mi sudadera de Dark Funeral, de seguro ya la vendió el tipo aquel; no he ido por ella porque no me urge, es la portada del diabulum; y pues aunque está chida porque esa Dark Funeral, no me atrae la idea de andar con la imagen de un demonio rojo a la espalda. Preferíría algo más discreto.
Ja, anoche después de salir del clan metastasista me topé una pequeña pelotita que rodaba sola por la calle, ¿otra señal? ni idea, porque en vez de recogerla la pateé al frente y no supe donde quedó; espero tan sólo que no sea otra metáfora de mi vida...

1 comment:

Christian Ordóñez Bueno said...

¿Clan? ¿como el clan Trevi-Andrade?