Thursday, January 31, 2008

PseudoReflexión III

Vengo llegando de Valle, siempre es un consuelo ver un lago, ¿será porque no sé nadar?, seguramente, me tomará solo cinco minutos deshacerme de mi misma cuando el momento sea dado, o sea cuando adquiera más valor o me vuelva más cobarde.
Así, independientemente de mi quemada piel, de que los patos no se dejaron fotografíar, que el centro es un reguero de arena y conos naranjas... independientemente de todo eso el lugar me sirvio... creánlo o no me siento culpable y confundida, creo que he estado malentendiendo las cosas... por otro lado, ¿quién quita que no sea yo acaso?.
De modo que quedan dos puntos: el número uno, estoy paranoica; y número dos, si nadie dice nada, no voy a ser yo quien revuelva la tierra...

1 comment:

Christian Ordóñez Bueno said...

Otra vez Nadie... (¿quién será?)