Friday, May 16, 2008

Cambios

Desaparición eterna de un íncubo transitorio; deuda de palabra con el maestre de la oscuridad del valle que vino hace tiempo desde las lejanas orillas de un lago industrial; los dedos han trazado el camino que se bifurca como río y arroyo, uno que corre o otro que arrastra a un diferente mar; una construcción se termina dejando por doquier el polvo de lo destruído, los recuerdos de un otrora que se olvidará en tanto empiece el trajín cotidiano y por último quedan los zapatos sucios y la ropa mojada de hielo y el cabello revuelto y oliendo a tabaco barato y aserrín.

1 comment:

Mitzitli A.P. said...

Vaya lo que hace uno estos dias no?....vagar vagar y dolor de cabeza...dulce sancion.

En fin, despues de darme al dia de todos tus ecritos..basta decir que....la vida es un mar de estupideces..o de cosas inesperadas??

la vida...

no tengo por que definir la vida verdad?

tendras tu propio concepto


entre lilium mors y una histeria....


pasa por mi blog...tengo imagenes y un bonche mas de locuras...

nah

saludos